Compartir

 

Este viernes la institución inició un operativo de servicios asistenciales que paralelamente apoya a personas en situación de calle para que superen su condición

Hermosillo, Sonora.- Por su propio pie, o con apoyo de traslado de una unidad móvil de DIF Hermosillo, decenas de personas llegaron la mañana de este viernes al Parque Madero, donde les proporcionaron una despensa, algo de ropa, chequeos médicos, medicinas y hasta un corte de cabello gratis, informó Bernardeth Ruiz.

La titular de la dependencia explicó que todo fue por cortesía del programa Transformando Historias, a cargo de DIF Hermosillo, una estrategia de intervención que por instrucción de la alcaldesa Celida López Cárdenas se ideó para atender a un segmento poblacional en extremo vulnerable: el de hombres y mujeres sin hogar.

“Se parte del reconocimiento de que se trata de gente con historias de vida muy diversas y una realidad cotidiana compleja que incluye toda clase de dificultades”, expresó Bernardeth Ruiz.

La mañana de este viernes, la directora de DIF municipal constató que personal de la institución a bordo de una unidad móvil recorrió los puntos de la ciudad donde concurren personas en situación de calle.

Atestiguó también que muchos de ellos aceptaron el traslado al Parque Madero, donde encontraron médicos, psicólogos, trabajadores sociales y voluntarios listos para ofrecerles sus servicios.

Gracias a la buena voluntad de muchas personas, incluso de organizaciones de la sociedad civil, ellos recibieron chequeos médicos, los medicamentos básicos que fue posible conseguir, prendas de vestir en buenas condiciones, alimento, “kits” de aseo personal, orientación en medicina preventiva y corte de cabello.

“Parte esencial del programa son los psicólogos, porque ellos están para identificar y canalizar a quienes decidan cambiar su historia hacia la ayuda que sea necesaria, con miras a que transformen su difícil realidad por una vida mejor”, afirmó.

La Directora de DIF Hermosillo reveló que la jornada de este viernes fue un plan piloto susceptible de toda clase de mejoras operativas.

“La expectativa es continuar el programa cada dos semanas en puntos estratégicos de la ciudad, sin suspender ninguno de los servicios que DIF siempre tiene a disposición de la gente de forma cotidiana”, subrayó.

Bernardeth Ruiz invitó a los ciudadanos y organizaciones que quieran expresar su solidaridad colaborando con este programa a que se acerquen, con la certeza de que su apoyo será bienvenido y agradecido por quienes merecen una oportunidad de transformar para bien sus vidas.