Compartir

Nunca faltan las personas que te piden tu clave de WiFi. Es verdad que cuando son visitas eventuales, amigos o gente de toda tu confianza, no hay problema. Sin embargo, hay personas que la piden a donde van y por pena se las otorgas. Súmale a la lista a las personas que buscan entrar por medio de programas especiales para robarte senal.

Además de celulares y computadoras, son cada vez más los aparatos que necesitan WiFi. Por eso es importante que cada vez tengas menor cantidad de dispositivos conectados. Pero lo más importante: No debes dar tu clave de WiFi porque hay ladrones cibernéticos que te pueden generar problemas.

RAZONES PARA NO DAR TU CLAVE WIFI:

  • Reducción del ancho de banda: Dependiendo del número de dispositivos intrusos conectados y del uso que hagan de la red, pueden llegar a impedir la conexión de los tuyos.
  • Robo de la información transmitida: Una configuración inadecuada del router puede permitir a un atacante robar la información que transmites.
  • Conexión directa con tus dispositivos: Un intruso con los conocimientos suficientes, ayudado por un problema de seguridad o en una instalación sin la seguridad apropiada, podría “colarse” en los equipos conectados.
  • Responsabilidad ante acciones ilícitas: Cuando contratas una conexión a  internet con un proveedor de servicios, ésta queda asociada a tu nombre, asignándote una dirección IP que te identifica dentro de Internet. Cualquier acción realizada desde dicha IP, estará asociada a ti.

CÓMO HACER TU WIFI MÁS SEGURO:

  • Averigua la dirección IP de tu router.
  • Accede a su página de administración.
  • Cambia la contraseña que trae por defecto de acceso a la administración.
  • Modifica el nombre de la wifi o SSID.
  • Configura la wifi para que use cifrado WP2.
  • Crea una contraseña robusta de acceso a la wifi.
  • Consulta la dirección MAC de tus dispositivos y aplica el filtrado por MAC en el router.
  • Apaga el router cuando no lo estés utilizando.

Además de esto, la Agencia Española de Protección de Datos recomienda – en cuanto a conexiones WiFi – aplicar todas las medidas de seguridad que están a tu alcance para que un intruso no utilice tu conexión y no te cause ningún problema.

CÓMO PROTEGER TUS DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS EN INTERNET:

  • Asegúrate que están actualizados a su última versión.
  • Instala una herramienta antivirus.
  • No navegues ni uses el PC con usuario administrador para las tareas rutinarias.
  • Usa buenas contraseñas.
  • No ejecutes programas o sigas enlaces que te lleguen por correo y cuyo contenido te parezca extraño o sea de origen dudoso para evitar fraudes y malware.
  • No conectes dispositivos extraíbles cuya procedencia y contenido ignoras.
  • Si el dispositivo dispone de cámara, tápala cuando no la estés usando.

La próxima vez que una persona de no mucha confianza te pida la clave de tu WiFi, no temas en decirle “no”, es más, puedes compartirle esta nota para que entienda tus razones.