Compartir

El pasado sábado, LOC desvelaba en exclusiva que el cantante Miguel Bosé (62) había puesto fin a su relación sentimental con el escultor valenciano Nacho Palau y que, como consecuencia de esa ruptura, los cuatro hijos que tienen en común han tenido que separarse y vivir dos con Bosé en México y dos con Palau, en España.

Extremadamente hermético con su vida privada, poco más se ha sabido del noviazgo entre el cantante y el artista durante los muchos años que ha durado. Por eso ha sorprendido que, tras lo publicado, haya sido Palau quien ha difundido un comunicado a través de sus abogados en el que anuncia posibles problemas con su ex pareja.

Un comunicado en el que, además, se desvelan algunos detalles de su relación, como que empezó hace 26 años o como que han fracasado los intentos de llegar a un acuerdo entre ambos.

“Tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con D.Miguel Bosé Dominguín durante más de 26 años, y como quiera que han fracasado las negociaciones previas que en su evitación se han venido desarrollando, D. Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores”.

Miguel Bosé no se prodiga en España. Y, desde que nacieron sus cuatro hijos, pasa casi todo el tiempo fuera. Primero, residió en Panamá pero después se ha mudado a México. La separación de Nacho Palau ha provocado que cada uno haya reconstruido su vida en distintos lado del charco. Lo que ha provocado la complicada situación de tener que repartirse los hijos.