Compartir

Una reciente investigación ha dado a conocer que el veneno de abeja podría reducir la apariencia de las estrías. La apiterapia se considera un tratamiento ancestral, efectivo u natural.

Las estrías son surcos o hendiduras que con frecuencia aparecen en el abdomen, los senos, las caderas, los glúteos y los muslos. Con el tiempo se vuelven menos evidentes. Las estrías son particularmente frecuentes en embarazadas, en especial durante el último trimestre. El tratamiento puede desvanecer las estrías, pero no las elimina del todo.

Las estrías afectan más a las mujeres que a los hombres. En la etapa de la adolescencia un 35 por ciento de los menores entre 10 y 16 años presentará este adelgazamiento o hundimiento de la piel.

Investigadores de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),  indicaron que la apiterapiaofrece una posibilidad para prevenir o tratar diversos padecimientos o patologías.

Liborio Carrillo Miranda, indca que la apitoxina ha demostrado mejora significativa en pacientes con estrías y ha demostrado también efectividad en edema y molestia de articulaciones.

La melitina, conocida también como apitoxina, es el mayor componente del veneno de abeja (50%), esta es la causante del ardor e hinchazón tras la picadura de abeja.

La apitoxina o melitina tiene la capacidad de estimular la producción natural de cortisona y al contacto con la piel aumenta la circulación sanguínea y  permite que la sangre fluya en arterias.