Compartir

En su reciente visita a Chile (en el marco de una gira que también incluyó Perú), el papa Francisco tuvo un momento tenso cuando una periodista le preguntó por el obispo Juan Barros. Este está acusado de encubrir los abusos sexuales del exsacerdote Fernando Karadima.

Ante la consulta, el líder de la Iglesia católica aseguró que se trataba de “calumnias“. “El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, voy a hablar. No hay una sola prueba en contra”, sostuvo.